Daltonismo: la solución está en el morado y el naranja

Por Lluis Montoliu, el 14 noviembre, 2021. Categoría(s): asociaciones de pacientes • conferencias • genética ✎ 6




De arriba a abajo, simulación de cómo ven unas barras de colores una persona con visión normal (tricromática), una persona con deuteranopia (conos verdes no funcionales), protanopia (conos rojos no funcionales), tritanopia (conos azules no funcionales) y acromatopsia (conos no funcionales). Diseño por Lluís Montoliu y simulaciones obtenidas con Color Blindness Simulator.

Todas las personas que nos dedicamos a dar charlas, clases, conferencias, seminarios, webinars, etc… deberíamos reflexionar alguna vez sobre cómo están viendo los asistentes al evento las imágenes o gráficas que les mostramos. Especialmente cuando usamos códigos de colores para subrayar o ilustrar diferencias entre dos ideas o conceptos distintos, que queremos señalar como diferentes. Porque la realidad es que no todas las personas percibimos los colores de la misma manera.

Mi hijo es daltónico. Tiene un tipo de daltonismo llamado deuteranopia por el cual sus fotorreceptores del tipo conos verdes de la retina no son funcionales. En nuestra retina tenemos unas neuronas especializadas llamadas fotorreceptores que contienen unos sacos llenos de unas proteínas, las opsinas, que son sensibles a la luz y reaccionan ante distintas longitudes de onda. Hay dos grandes tipos de fotorreceptores: los bastones, que reaccionan ante intensidades bajas de luz, no transducen colores sino grises (blanco/negro), tienen poca resolución, se saturan muy rápidamente (los solemos usar en condiciones de baja iluminación, por la noche…) y cuya opsina se llama rodopsina; y, por otro lado, tenemos los conos, que transducen los colores, con alta resolución y de los cuales tenemos de tres tipos, según la opsina que contengan reaccione a la luz verde (conos verdes), luz roja (conos rojos) o luz azul (conos azules). Los fotorreceptores traducen esa luz que perciben en un estímulo eléctrico (la fototransducción) que transmiten a otras neuronas de la retina y finalmente llega a los núcleos visuales del cerebro donde ese conjunto de estímulos se interpreta finalmente como imágenes. Así es como vemos el mundo. Nuestras retinas son los sensores que captan la luz que nos llega de los objetos y es finalmente nuestro cerebro quien nos transforma en imágenes lo que vemos. Os recomiendo echar un vistazo a este artículo sobre la retina escrito por Xurxo Mariño aquí en el blog de Naukas.

Esquema que representa la parte más externa de una retina humana, delimitada por el epitelio pigmentado (que absorbe toda la luz restante que no procesan los fotorreceptores y recicla sus sacos que contienen las opsinas sensibles a la luz) y por los dos tipos de fotorreceptores: bastones y conos (de tres tipos: rojos, verdes y azules, según la longitud de onda de la luz a la que reaccionen). Esquema modificado a partir de imagen original de ScienceNews for Students.

Como podéis comprobar en las cinco imágenes de barras de colores que encabezan este artículo existen personas con alteraciones en la visión en color que perciben los colores de forma distinta a como los puede ver una persona tricromática, con una visión que podríamos calificar de «normal», con todos sus diversos conos funcionales. Esto es un hecho que debemos tener en cuenta a la hora de ilustrar nuestras presentaciones. Hay diferentes tipos de alteraciones en la visión de color, lo que popularmente se conoce como daltonismo (en referencia al científico inglés John Dalton, que tenía precisamente una de estas alteraciones). Las personas que tienen los conos verdes no funcionales presentan deuteranopia (que afecta a un 6% de los varones y a un 0,4% de las mujeres), las que tienen los conos rojos no funcionales presentan protanopia (que afecta a un 1% de los varones y apenas a un 0,01% de mujeres). La tritanopia (conos azules no funcionales) es muy poco frecuente y afecta por igual a varones y mujeres (0,01%). Finalmente, la incapacidad de percibir color o monocromatismo (cuando los tres tipos de conos están afectados) se denomina acromatopsia y es una condición genética relativamente rara, que afecta aproximadamente de 1 a 9 de cada 100.000 personas (y se suele estimar entre 1 de cada 30,000 a 1 de cada 50,000 personas). La suma del 6% y 1% explica que haya aproximadamente un 7% de varones con daltonismo, mientras que el número en mujeres es mucho menor, alrededor del 0.4%.

Tened en cuenta que en una clase de unas ~600 personas, asumiendo un 50% de cada sexo, 300 varones y 300 mujeres, puede haber alrededor de 21 varones con daltonismo y probablemente una mujer con daltonismo. Esto son cifras importantes, significativas, a considerar, en aras de que la formación que impartamos sea inclusiva y respete la diversidad funcional visual que pueden presentar nuestros alumnos y alumnas, o los asistentes a cualquier acto en el que usemos alguna presentación powerpoint para ilustrar nuestra clase o charla.

Espectro lumínico visible por la retina humana, desde las longitudes de onda más cortas (~400 nm, color violeta) a las longitudes de onda más largas (~700 nm, color rojo)

La figura que muestro con el espectro lumínico visible por el ojo (por la retina) humano recuerda que somos capaces de detectar longitudes de onda cortas (de alrededor de 400 nanómetros, color violeta) hasta longitudes de onda más largas (de alrededor de 700 nanómetros, color rojo). De ahí que los tres tipos de opsinas (y los conos que las contienen) también se conozcan como L (por long, larga), M (por middle, media) y S (por short, corta) de acuerdo a las longitudes de onda a las que reaccionan, roja, verde y azul, respectivamente. Los genes que codifican las opsinas L (OPN1LW) y M (OPN1MW) están agrupados en el cromosoma X. Los genes que codifican las opsinas S (OPN1SW) están en el cromosoma 7. El número de genes de cada tipo y su organización (por recombinación homóloga, debido a la gran similitud entre ellos) es variable en cada persona. Por ello, el diagnóstico genético de daltonismo no es nada trivial. Los varones (al ser XY) tienen mayor posibilidad de mostrar daltonismo asociado a alteraciones en opsinas M (deuteranopia) y L (protanopia), mientras que para que una mujer (al ser XX) presente daltonismo debe tener los genes afectados en ambos cromosomas. Y, también por ello, no hay diferencias en cuanto a sexo en relación al daltonismo de tipo tritanopia, que está en otro cromosoma autosómico.

Una observación atenta de las barras de colores de la primera figura y del espectro lumínico nos permite comprobar por qué los colores morado (violeta, lila) y naranja son los colores que se perciben mejor como distintos sin importar el tipo de daltonismo que tenga una persona. Están prácticamente en ambos extremos del espectro y transmiten un contraste máximo, que no se pierde cuando se altera la percepción de los colores sea en deuteranopia, protanopia, tritanopia e incluso en ausencia de colores, en la acromatopsia. Por eso recomiendo siempre usar el morado y el naranja para ilustrar ideas o conceptos que queremos presentar como diferentes en gráficos. Si lo hacemos así, con independencia de que quien esté siguiendo la charla tenga una visión tricromática, monocromática o algún otro tipo de daltonismo seguirá recibiendo la información correcta y percibirá esos dos conceptos o ideas como distintas.

¿Os habíais fijado en el color de las letras del nombre de mi blog: GENÉTICA? Mirad arriba de esta página. Pues eso.

Siempre es mejor usar punteros láser verdes que rojos, pues estos últimos hay muchas personas con daltonismos que no son capaces de percibirlos, mientras que el verde brillante se percibe mejor. Fotografías: Lluís Montoliu

Una recomendación adicional a la hora de impartir charlas a personas que pueden tener algún tipo de daltonismo es evitar el uso de punteros láser de color rojo, pues la mayoría de personas con daltonismo no los van a ver o los percibirán con dificultad y les costará seguir las indicaciones. Por el contrario todos ellos verán mucho más fácilmente un puntero láser verde, que es el que os recomiendo usar en todo momento. En previsión de que en la audiencia pueda ver alguna persona con daltonismo.

Finalmente, quiero comentar que hay mucha diversidad entre las personas con algún tipo de alteración de visión de los colores. Existen muchos tipos de personas con daltonismo, y no todas ven lo mismo ni perciben los colores de la misma manera, a pesar de que se las catalogue dentro de alguno de las categorías de daltonismo comentadas. La gran variabilidad genética existente entre individuos, en cuanto a número de genes de opsinas y organización de los mismos en el genoma, conjugada con las muchas mutaciones que pueden afectar a alguna de las copias de estos genes de opsinas resultan en múltiples variaciones y alteraciones, no todas ellas siempre asociadas a una inactivación total de la función de la proteína sino en muchos casos asociadas a alteraciones parciales. De ahí que puedan aparecer tipos intermedios de daltonismo llamados deuteranomalía (los conos verdes están alterados de alguna manera y no funcionan del todo correctamente), protanomalía (los conos rojos están alterados de alguna manera y no funcionan del todo correctamente), tritanomalía (los conos azules están alterados de alguna manera y no funcionan del todo correctamente) y otras variantes como por ejemplo el monocromatismo de conos azules (en el cual no funcionan ni los conos verdes ni los rojos, solamente los azules). El monocromatismo de conos azules es muy poco frecuente, similar a la acromatopsia (~de 1 a 9 de cada 100.000 personas) y también afecta mayoritariamente a varones, al estar ligado al cromosoma X la disfunción de los conos verdes y rojos. La acromatopsia es igualmente variable y está causada por alteraciones en por lo menos otros seis genes necesarios para la fototransducción en los conos (GNAT2, ATF6, PDE6C, PDE6H, CNGA3 y CNGB3), y de nuevo las alteraciones pueden ser completas o parciales. Existe igualmente otras alteraciones relacionadas como las distrofias de conos.

Veamos a continuación cuál es el efecto sobre las barras de color iniciales simulando la alteración en la visión de los colores en personas que presentan alguno de estos nuevos tipos de daltonismo intermedios, usando de nuevo Color Blindness Simulator.



En todos los casos se mantiene un buen contraste entre los colores morado y naranja, siendo por ello de nuevo los colores recomendables a usar para cualquier tipo de alteración en la visión de colores. Son dos colores que garantizan que toda nuestra audiencia, sin importar cualquier trastorno de la visión del color que tengan, podrá seguir nuestras explicaciones y nuestras gráficas sin problema. No cuesta nada y hacemos felices a más gente. Inclusividad, respeto a la diversidad. Y, si además usamos un puntero láser verde incluso podremos levantarles una sonrisa. 

También podemos complementar la información de color con otra de otro tipo, jugando con formas, trazos o texturas, ofreciendo una información multicanal que no solo dependa del color. Esta ha sido la propuesta pionera de la iniciativa Coloradd, que ha desarrollado un código particular para informar sobre colores sin necesidad de que se perciban esos colores.

Aplicando los filtros de Color Blindness Simulator a una imagen real se puede ver el efecto que causa (de izquierda a derecha) en una persona con visión normal tricromática, con deuteranopia, con protanopia, con tritanopia o con acromatopsia.

El daltonismo o cualquier trastorno en la visión de los colores puede ser todo un reto o una verdadera pesadilla para quien se dedique a la genética. La secuenciación del ADN mediante técnicas de Sanger, automatizadas, produce unos esquemas cromatográficos coloreados en los que las cuatro letras del ADN, los cuatro nucleótidos: A, G, T y C, y sus cromatogramas correspondientes, aparecen asociados a estos cuatro colores: A (verde), T (rojo), G (negro) y C (azul). Por lo tanto, las personas con visión alterada de los colores tendrán bastantes problemas para no despistarse de curva y de letra al leer e interpretar manualmente, visualmente, estos cromatogramas. Veamos un ejemplo:

Cromatogramas de una secuencia de ADN original, visto por una persona con visión tricromática (arriba), y transformada mediante Coblis: Color Blindness Simulator (de arriba a abajo) para simular su visión por una persona con deuteranopia, protanopia, tritanopia y acromatopsia. Cromatograma original obtenido de DNA Sequencing Core Facility, University of North Texas, Dept of Biological Sciences.

Finalmente quizás te preguntes qué color de texto, para las leyendas o los valores, combina mejor con los colores morado y naranja. Pues bien, en mi opinión (también validado por Color Blindness Simulator), el color de texto que combina mejor con el morado es el blanco y color de texto que combina mejor con el naranja es el negro. Con estas combinaciones se tiene el máximo contraste en cualquier tipo de visión, y todas las personas, tengan o no daltonismo, recibirán la información correctamente. Mira el siguiente ejemplo.

y a continuación compara como queda esta combinación en este orden, de arriba a abajo: visión normal tricromática, deuteranopia, protanopia, tritanopia y acromatopsia. Creo que queda claro que esta combinación mantiene el máximo contraste ante cualquier alteración de la visión en color.

Esta entrada deriva de un hilo que publiqué en twitter y que rápidamente fue compartido por muchas personas. Entre las diversas respuestas recibidas se pueden encontrar múltiples recursos que pueden ser útiles tanto para las personas con daltonismo como para las personas que no tenemos alteración de la visión en color, pero nos dedicamos a impartir clases o conferencias que solemos ilustrar con gráficos coloreados. Los he recogido en la siguiente lista:

  • Aplicación SIM Daltonism para Macs y móviles Apple iOS. Permite seleccionar un filtro con el tipo de daltonismo y ver a través del móvil cómo vería una persona con ese tipo de daltonismo. Muy útil para darse cuenta, en cualquier momento y lugar, de cómo ve algo una persona con daltonismo.
  • Aplicación Chromatic Vision Simulator para móviles Android. Una sencilla pero útil aplicación que simula diferentes tipos de alteración de visión en color.
  • Coblis: Color Blindness Simulator. Aplicación web que permite subir cualquier imagen y transformarla a cómo la vería una persona con un tipo determinado de daltonismo.
  • Daltonismo (explicación con orientación matemática). Una interesante web que explica las alteraciones visuales del daltonismo a través de una aproximación matemática, preparada por Ernesto Laval.
  • Colour schemes and templates. Paul Tol’s notes. Ofrece distintas combinaciones de colores y contrastes apreciables por todas las personas, con y sin daltonismo.
  • Crameri F, Shephard GE, Heron PJ. The misuse of colour in science communication. Nat. Commun. 2020 Oct 28;11(1):5444. doi: 10.1038/s41467-020-19160-7. Este es un artículo científico en el que se discuten estrategias para usar códigos de color en trabajos de investigación para que puedan ser interpretados correctamente tanto para las personas con como sin daltonismo.
  • Toptal: Colorblind Web Page Filter. Permite analizar cualquier web (introduciendo una URL) y verificar cómo la vería una persona con un tipo determinado de daltonismo. Muy útil para validar si nuestras webs pueden ser percibidas y entendidas también por las personas con visión alterada de colores.
  • HABI: diseño accesible. ¿Cómo ven el mundo las personas con ceguera de color? Ejemplos visuales de cómo se ven los colores por parte de personas con daltonismo.
  • DSO-X Colorblind Hack. Cómo el daltonismo también afecta la visión de los ingenieros y técnicos de hardware. Por Roberto Barrios.
  • Coolors. Un generador de paletas de color muy interesante.
  • Viridis color maps. Generador de paletas de color en R.
  • Colbrindor. Color arrangement test. Test para determinar el tipo de daltonismo basado en la ordenación de piezas de color por tonos. Discrimina mejor que el test de Ishihara.
  • Test de Ishihara. Test clásico, desarrollado por el Dr Shinobu Ishihara en 1917 (!), para determinar si una persona tiene daltonismo, aunque no discrimina entre diferentes grados de deuteranomalía, protanomalía o tritanomalía. Son 38 placas en las que unos números aparecen visibles u ocultos en función de la alteración en la percepción de la visión en color que se tenga. Es el test que se utiliza como primer filtrado para detectar personas con daltonismo.
  • Colblindor. Portar web con mucha información sobre daltonismo y sus diferentes tipos.
  • Acromates. Asociación de afectados por acromatopsia y monocromatismo de conos azules.
  • Resources. We are color blind. Multitud de recursos para personas con visión de color alterada, con algún tipo de daltonismo.
  • Colour Blind Awareness. Recursos para profesores con alumnos con daltonismo.
  • Color Blindness. Información oficial para todo el mundo desde el National Eye Institute, del NIH-USA.
  • Coloring for Colorblindness. Sitio web para experimentar con paletas de colores y ver cómo las verían las personas con visión de color alterada. Por David Nichols.
  • El ojo desnudo. Antonio Martínez Ron. Editorial Crítica, 2016. Espléndido libro que trata la visión desde múltiples puntos de vista y que desarrolla también varios temas relacionados con los trastornos de visión de los colores.

Seguro que cualquiera de vosotros, tanto si sois daltónicos como si no, conocéis otros sitios web o aplicaciones útiles que pueden servir para que las presentaciones sean más inclusivas y tengan en cuenta la existencia de personas con la visión en colores alterada. Si conoces alguna adicional que no esté todavía en la lista, escríbeme en el blog y con mucho gusto miraré de incluirla. ¡Muchas gracias a todos!

NOTA: He publicado una versión traducida al inglés de este mismo artículo en este mismo blog. 



6 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.