¿Cómo explicar la herencia genética ligada al sexo con piezas de TENTE?

Por Lluis Montoliu, el 18 marzo, 2021. Categoría(s): divulgación científica • genética
Nuevo vídeo de divulgación científica en el que explico el concepto de herencia genética ligada al sexo, usando piezas de TENTE. Vídeo en YouTube. Dentro de la PlayList BIOTENTE del canal de YouTube de Lluís Montoliu.

Ayer, 17 de marzo de 2021 se cumplió un año de la publicación de mi primer vídeo de divulgación científica sobre genética en mi canal de YouTube, una iniciativa que lancé durante la pandemia COVID-19 con la que llevamos más de un año a cuestas. Ayer decidí publicar el duodécimo de estos vídeos, dedicado esta vez a explicar, de forma sencilla, y utilizando las piezas del juego de construcción TENTE, el concepto de herencia ligada al sexo. A lo largo de estos doce vídeos he podido explicar muchos elementos básicos de genética, de las herramientas CRISPR, del control de la expresión de los genes y la epigenética, de la historia de la genética y hasta de cómo funcionan las vacunas ARNm contra la COVID-19. La serie la titulé BIOTENTE. Si no la conoces te invito a explorarla, son 12 vídeos sencillos que espero sean útiles para trasladar fenómenos complejos pero explicados desde la sencillez y con ayuda de este juguete de mi infancia y de la mis hijos.

Este último vídeo lo he dedicado a explicar el concepto de herencia genética ligada al sexo. Nosotros tenemos 23 pares de cromosomas, 22 autosomas y un par de cromosomas sexuales. Los individuos de sexo masculino tienen un cromosoma X y un cromosoma Y (y los representamos como XY). Los individuos de sexo femenino tienen dos cromosomas X (y los representamos como XX). El cromosoma Y apenas tiene genes, y los que transporta están esencialmente relacionados con las características sexuales secundarias de las personas de sexo masculino. De esta manera, estas personas de sexo masculino, al tener solamente un cromosoma X y al no tener otra copia del mismo cromosoma, pues entonces manifestarán cualquier mutación que transporten en los genes de ese cromosoma, porque no tendrán otro cromosoma (como si tienen las personas de sexo femenino) para contrarrestar esa mutación.

Cromosomas X y cromosoma Y representados con piezas de TENTE. Vídeo sobre herencia genética ligada al sexo.

De todo lo anterior se deduce que las personas de sexo femenino difícilmente manifestarán las mutaciones que portan en sus cromosomas X a no ser que presenten esas mutaciones en el mismo gen en las dos copias del cromosoma X que tienen. Normalmente lo que sí podrán ser es portadoras de una mutación que transmitirán a sus hijos e hijas. A los hijos, de sexo masculino, dado que les transferirán uno de los dos cromosomas X (el cromosoma Y lo heredarán del progenitor masculino), si transfieren el que porta la mutación entonces el hijo manifestará las consecuencias, y si por el contrario le transmiten el que porta la secuencia correcta del gen entonces el hijo de sexo masculino no presentará ningún problema. En resumen, la herencia genética ligada al sexo se refiere a los genes presentes en el cromosoma X, y al hecho de que las personas de sexo femenino suelen transmitir las mutaciones en estos genes mientras que las personas de sexo masculino suelen padecer sus consecuencias.

NOTA: Existe un mecanismo de compensación de dosis que evita que las células de las personas de sexo femenino expresen los genes de sus dos cromosomas X, mientras que en las personas de sexo masculino tan solo hay una copia del cromosoma X. Ese proceso biológico se llama de inactivación del cromosoma X o silenciamiento, sucede al azar durante el desarrollo y, una vez una célula ha tomado la decisión de inactivar una de las copias del cromosoma X, todas sus células hijas heredarán ese mismo patrón, con uno de los cromosomas X inactivo y otro funcional. Hablaré sobre el silenciamiento del cromosoma X en otra ocasión.



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.