¿Cómo explicar la complejidad de un diagnóstico genético con piezas de TENTE?

Por Lluis Montoliu, el 20 mayo, 2020. Categoría(s): diagnóstico genético • divulgación científica • genética

Nuevo vídeo de divulgación científica en el que explico los fundamentos básicos de un diagnóstico genético, usando piezas de TENTE. Vídeo en YouTube. Dentro de la PlayList BIOTENTE del canal de YouTube de Lluís Montoliu.


Completada la novena semana de confinamiento por el coronavirus SARS-CoV-2, causante de la COVID-19, he procedido a subir un nuevo vídeo de divulgación científica sobre genética, usando las piezas del TENTE, esta vez hablando de algo que parece muy sencillo, desde fuera, pero que en realidad no lo es: el diagnóstico genético. ¿Por qué no es tan sencillo como parecería el diagnóstico genético? Esta es la pregunta de partida para este noveno vídeo de divulgación científica sobre la genética en la lista BIOTENTE.

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de interpretar una secuencia de ADN de una persona con una posible enfermedad de base genética es: ¿con qué otro genoma lo comparamos? ¿Cuál será nuestro genoma de referencia? Resolver adecuadamente esta pregunta es crucial para poder interpretar correctamente cualquier variante genética que veamos en el genoma del paciente.

Según cuál sea el genoma de referencia con el que comparemos el ADN de nuestro paciente encontraremos unas u otras variaciones genéticas y, alguna de ellas, puede ser la causante de la enfermedad de base genética que tiene esta persona. Vídeo.

Diferentes poblaciones en el mundo acumulan diferentes variantes genéticas. Lo que puede ser una variante genética poco frecuente, o incluso rara, en una población (lo que nos haría sospechar que es la causante de la patología) puede ser perfectamente común en otra población y, por ello, debe obligarnos a mirar en otras zonas, a la búsqueda de posibles mutaciones que logren explicar la enfermedad del paciente. Es frecuente encontrar solamente una de las dos mutaciones (recordemos que de la mayoría de genes tenemos dos copias, la que heredamos de nuestro padre y la que heredamos de nuestra madre) y no la otra. Esto puede significar que deberemos buscar esa segunda mutación recesiva en otras zonas del gen o, incluso, en zonas intergénicas, no codificantes, habitualmente no analizadas en toda su complejidad. A veces somos incapaces de encontrar ninguna de las dos mutaciones en el gen que suponemos es el causante de la patología. Por eso aproximadamente un 30% de los pacientes con alguna enfermedad rara de origen genético no pueden ser diagnosticados.

¿Cómo saber que una mutación es la causante de la patología? En general, si tenemos una familia con muchos miembros, afectados y sanos, relacionados por parentesco, podemos hacer estudios de asociación y preguntarnos si todos los individuos afectos son portadores, además, de la misma variante. Esto genera una alta probabilidad (en función del número de personas identificadas en la familia) de que en efecto esa la mutación causal de la enfermedad. En otros casos solo contamos con el paciente, y con nadie más. En este caso, para demostrar que una mutación es realmente la causante del problema deberemos hacer experimentos de validación funcional, en células en cultivo o en animales, a los que trasladaremos esa mutación (mediante edición genética por ejemplo) y analizaremos si las células modificadas genéticamente o los animales mutantes manifiestan, o no, los síntomas característicos de la enfermedad.

En definitiva, en este noveno vídeo encontraréis una introducción, básica, para entender el por qué de la complejidad de los diagnósticos genéticos. Espero que disfrutéis de este vídeo y de toda la serie BIOTENTE.



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.